Mapa de visitantes

España: Ciencias del Mar de la UCV y VASA estudian la cría intensiva de un pez amazónico: el arapaima

Jueves, 29 de Agosto del 2013
Investigadores en Ciencias del Mar de la Universidad Católica de Valencia “San Vicente Mártir” estudian junto a la empresa Valenciana de Acuicultura (VASA) la cría del arapaima (paiche o pirarucú), un pez del Amazonas que alcanza los tres metros de longitud y más de 200 kg de peso,  así lo han hecho público desde la UCV; un proyecto que incluye, además, otras especies como la anguila y la tilapia, y que está dirigido por Jerónimo Chirivella, profesor de la Facultad de Veterinaria y Ciencias Experimentales de la Universidad Católica de Valencia, y Rodolfo Barrera, director general de Valenciana de Acuicultura.
 
El arapaima, recuerda Chirivella, es el segundo pez de agua dulce más grande del mundo, alcanza los 3 metros de longitud y cerca 250 kg de peso y su carne es muy apreciada, tanto en los mercados locales de Sudamérica como en Extremo Oriente, lo que le ha llevado en las últimas décadas a una gran presión pesquera.
 
El interés de esta especie para la acuicultura está claro para Rodolfo Barrera y reside “tanto en su rápido crecimiento, más de 10 kg por año, como por su alto rendimiento al procesado que alcanza más de un 51% en carne de pescado”. Precisamente, es en Valenciana de Acuicultura, donde se han empezado a criar arapaimas, una especie ecuatorial que requiere altas temperaturas  (entre los 26 y los 29 grados centígrados)- y exótica con lo que “el único sistema de producción posible es un circuito cerrado”.
 
Este proyecto de investigación entre la Universidad Católica de Valencia y Valenciana de Acuicultura, que se inició hace unos meses, contempla el estudio de las potenciales patologías y el desarrollo de protocolos profilácticos que preserven la salud y el bienestar de estos peces durante su cría. Durante su mantenimiento en cautividad también se estudiarán aspectos relativos a la alimentación, comportamiento, crecimiento y manejo de los peces.
 
La producción de arapaima, según Chirivella, “proveería al comercio internacional de este pescado, lo que aliviaría la presión sobre los stocks salvajes y ayudaría a la conservación de la especie en su medio natural”. Y para la acuicultura de países industrializados, y con recursos tecnológicos, “la cría de esta especie ofrece la oportunidad de proveer a los mercados de una carne de excelentes características organolépticas”, añade.
 
Este proyecto cuenta con financiación de la Generalitat Valenciana como proyecto emergente.
 
Fuente: www.ipacuicultura.com

PUBLICACIONES