Mapa de visitantes

México: Ya está operando la primera granja de cultivo de pulpos

Lunes, 23 de Septiembre del 2013
La primera granja del mundo dedicada al cultivo de pulpo a partir de su reproducción ya está operando en Sisal, tras casi 10 años de investigaciones y del trabajo de un grupo de mujeres de dicha localidad de la costa de Yucatán.
 
Guadalupe Villegas Bárcenas, de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), recalcó que "en otras partes se han hecho intentos, pero enfocados sobre todo a la engorda, que es diferente a criarlos desde la eclosión de los huevecillos".
 
La investigadora explicó que "la dieta es quizá un factor crucial en el éxito del cultivo" del pulpo Octopus maya, una especie endémica de la región de Yucatán.
 
"Garantizar la sobrevivencia y el crecimiento con una buena condición nutricional es un reto que se mantiene durante todo el proceso", dijo.
 
Los pulpos comienzan su reproducción con el cortejo, en el que el macho y la hembra despliegan movimientos, cambian de color uno frente al otro.
 
En la parte terminal del tercer brazo o tentáculo del macho existe una estructura con la que introduce los espermatóforos o paquetes espermáticos en la cavidad del manto de la hembra.
 
Una vez que los óvulos son fecundados, la  hembra los expulsa y los coloca en una cueva que preparó para que continúen allí su desarrollo.
 
En la plataforma continental de Yucatán existen varias formaciones de carbonato de calcio, que al ser perforadas por el agua que se filtra, permiten que se formen cavernas marinas. Allí es donde la hembra cuelga en el techo sus huevecillos, detalló la UNAM en una nota de prensa.
 
Durante la puesta y desarrollo embrionario, hasta que el pulpo eclosiona o sale del huevo (alrededor de 45 días), la hembra se dedica a cuidarlo.
 
Villegas Bárcenas destacó que en "este proceso, que es el único reproductivo en su vida, ella deja de alimentarse, y días después de la eclosión muere de inanición".
 
El pulpo maya presenta un "desarrollo directo", ya que nace con las características físicas de un adulto. "No tienen una etapa larvaria, y en esto radica gran parte del éxito de la cría en cautiverio, porque otras especies sí tienen, y alimentar una en cultivo es muy difícil", añadió.
 
La investigación del pulpo en la Unidad Multidisciplinaria en Docencia e Investigación (UMDI) de la UNAM se divide en dos áreas de trabajo: el área experimental, de investigación, y la de cultivo, en la que está integrada una cooperativa de mujeres.
 
Al área de reproducción, donde se inicia el cultivo, llegan los pulpos silvestres adultos, hembra y macho, capturados por los pescadores. En cuanto la hembra hace el filamento con los huevos adheridos, estos últimos son retirados y colocados en incubadoras en las que se intenta reproducir el ambiente de la cueva.
 
Al eclosionar, las crías se trasladan al sector de pre-engorda y luego de engorde, donde son alimentadas.
 
En un primer momento, en la UMDI se hicieron pruebas en las que se alimentó al pulpo maya con jaiba fresca, lo que daba buenos resultados pero con un alto costo. Luego se fueron probando otros ingredientes, hasta que se consiguió desarrollar una dieta adecuada, que está en proceso de patentamiento.  
 
Fuente: www.fis.com

PUBLICACIONES